fbpx

Google Home vs Amazon Alexa – ¿Cuál es mejor?

Los altavoces inteligentes han llegado pisando fuerte y conquistando los corazones de aquellos amantes de la tecnología que desean un asistente personal para su hogar. En este sentido, no se trata de un mercado demasiado competitivo ya que sin duda, está dominado por 2 peces grandes: Google Home y los Amazon Echo.

Cada uno de ellos cuenta con su propio asistente personal, en el primer caso, Google Asistant, y en el segundo, la ya célebre y conocida Alexa. Sin embargo, cuando llega el momento de decidirse, ¿cuál de estos dos aparatos da más la talla? ¿Con cuál nos quedaríamos nosotros si tuviéramos que tomar esta complicada decisión?

Es cierto que Amazon ofrece 4 modelos distintos de altavoz inteligente, que ya analizamos en la comparativa de altavoces Alexa. No obstante, hoy nos centraremos en comparar el modelo de Google con el altavoz Alexa más conocido, el Amazon Echo.

Como esta no es una cuestión sencilla de responder, para poder dar una solución a tanta incertidumbre hemos creado este artículo en el que repasaremos punto por punto, todo lo que pueden ofrecernos estos dos gigantes a través de sus altavoces inteligentes.

Ten por seguro que será una charla larga así que relájate y toma asiento, porque estás a punto de descubrir cuál es el mejor altavoz inteligente de todo el mercado. ¿Estás preparado?

El asistente de voz

Lo que más diferencia unos aparatos de otros son precisamente sus asistentes de voz. De hecho, el encanto de este tipo de aparatos reside en no tener que levantarse ni hacer nada para activar un montón de funcionalidades. Tan solo debes mandárselo a tu asistente, y gracias a su moderna tecnología de reconocimiento, será capaz de satisfacer todas tus necesidades.

Bien, hay que reconocer que ambos asistentes están dotados de una inteligencia artificial bastante sorprendente. Cualquiera de los dos puede entender una infinidad de comandos y es capaz de proporcionarnos muchas respuestas. Mientras que Google Home consulta la información a través de su propio buscador, Google (bastante obvio por cierto), Alexa lo hace en Bing (un buscador algo más en desuso pero no podía utilizar las herramientas de su mayor competidor, ¿verdad?).

Si tuviéramos que decir cuál de los dos tiene más capacidad de comprensión, la respuesta sería Google Home. Sin embargo, y esto es bastante importante, las respuestas que nos da el asistente personal de Google nunca serán tan profundas y completas como las de Alexa.

Otro punto que no nos ha gustado nada por parte del asistente de Google, es que no existe un acceso directo a otras aplicaciones de la misma marca como es el caso de Google Calendar o Gmail. Algo bastante decepcionante teniendo en cuenta que Google suele proporcionar una vinculación muy efectiva entre todas sus aplicaciones con tan solo una dirección de correo electrónico.

En cambio, con Alexa, sí que podemos hacerlo. Gracias a los altavoces Echo podremos rellenar nuestra agenda, consultar nuestra lista de la compra, y un montón de tareas más. Además de las funcionalidades que ya vienen de “serie”, Alexa nos proporciona algo muy interesante: las skills.

Estas “habilidades” no son más que una especie de aplicaciones que se instalan desde un dispositivo móvil en la aplicación de Alexa, y que ayudan a aumentar las posibilidades y personalizar al máximo lo que este asistente puede ofrecernos.

En cambio, Google Home puede llegar a ser mucho más simple y sencillo de aprender a utilizar, aunque hay que reconocer que sus posibilidades resultan bastante más limitadas.

Algo que estos dos asistentes por voz tienen en común es que aprenden más y más con el tiempo. En otras palabras, cuanto más los usas, más acertadas serán sus respuestas, volviéndose nuestro altavoz cada vez más y más inteligente.

Diseño exterior de los altavoces

Ya asaltado el tema del asistente personal y dejando claro todos los puntos, toca centrarse en otros menesteres algo más externos y superficiales. En este sentido, vamos a empezar echándole un ojo al diseño de nuestros altavoces.

En el caso de los Echo, vamos a fijarnos en su versión estándar, un cilindro de 15 cm de alto, pequeño y bastante manejable. No hay demasiado que destacar acerca de su exterior ya que resulta bastante minimalista. Podemos escoger entre colores gris oscuro, gris claro y negro. En la parte superior hay un anillo LED que se enciende y cambia de colores mientras estamos utilizando nuestro altavoz inteligente.

Los únicos botones de todo el aparato los encontramos en la parte superior. Aquí podremos encender y apagar el altavoz, activar o desactivar el micrófono y subir o bajar el volumen.

En el caso del Google Home, se trata de un aparato ligeramente más bajo, pero bastante más ancho. No tiene una forma exactamente de cilindro, aunque el resultado es bastante curvilíneo. La base se puede intercambiar por 7 colores distintos, aunque de serie nos va a venir con el clásico color blanco.

En la parte superior hay luces LED en cuatro colores distintos que van cambiando cuando está activo. Al igual que en el caso del Amazon Echo, en la parte superior nos encontramos con 4 botones para poder controlar la reproducción, pasar las canciones o subir y bajar el volumen.

Por lo que respecta al exterior, para nosotros el ganador indiscutible es el Amazon Echo. Lo cierto es que los colores del Google Home quizás pueden parecer un poco demasiado vivos. El Echo tiene un aspecto más sobrio, de hecho ni siquiera parece que sea un aparato electrónico, lo que aporta una elegancia y distinción extra a nuestro hogar.

Estéticamente, nosotros solo recomendaríamos el aparato de Google Home para un público más juvenil y atrevido. En cambio, el Amazon Echo es capaz de mimetizarse en cualquier tipo de hogar y conjuntar a la perfección con toda clase de estilos decorativos.

Calidad sonora

Hay que reconocer que los dos aparatos son capaces de aportar un sonido muy digno y de calidad. En la 2a generación del Amazon Echo se ha mejorado todavía más esta calidad, gracias a un altavoz de 2,5 pulgadas.

Por si fuera poco, Amazon nos ofrece la posibilidad de enchufar un altavoz extra gracias a su salida de audio de 3.5 mm, cosa que el Google Home no. Además, hay que tener en cuenta que la sonoridad en el caso del modelo Echo, es mucho mayor, con lo que creemos que en este caso, el ganador vuelve a ser el Amazon Echo.

Sin embargo, a pesar de estos detalles, es justo reconocer que los altavoces de Google Home cuentan con un sonido algo más definido y con mejor potencia de graves. Sin embargo, nuestra elección sigue siendo el Amazon Echo.

Compatibilidad con plataformas de Streaming

La conexión directa con plataformas de streaming es un elemento muy importante para la mayoría de usuarios. De hecho, la reproducción de música en línea es la funcionalidad más utilizada cuando se trata de altavoces inteligentes.

En el caso de Amazon Echo, podremos conectarnos a Spotify, Apple Music y Amazon Music. Por lo que respecta a Google Home, tendremos a nuestra disposición Spotify, Youtube y Google Play Music.

En el caso de Google Home, nos ha gustado bastante que nos permita subir nuestra propia música a la nube, cosa que en el caso de Amazon esto no ocurre. Sin embargo nos parece inaceptable que no permita la conexión con Apple Music, siendo como es una plataforma de música tan popular entre los usuarios de iPhone.

Conexión de los altavoces inteligentes

En ambos casos, estamos hablando de altavoces inteligentes que necesitan conectarse a la red WiFi de nuestro hogar. En este sentido, hay que destacar la floja señal que nos ofrece el Google Home, el cual puede llegar a dar problemas si lo tenemos demasiado lejos de la fuente de señal del WiFi. En el caso del Amazon Echo, esto lo podremos hacer sin ningún tipo de problema.

En los dos casos podremos realizar llamadas de voz. Sin embargo, hay que tener en cuenta que Google Home no puede recibir llamadas, mientras que con Amazon Echo sí que podremos, siempre y cuando provengan de otros dispositivos Amazon Echo.

Aplicaciones y servicios

Tanto con Google Home como con Amazon Echo podremos conectarnos y pedir servicios, como por ejemplos, pizzas o un taxi de Uber. Sin embargo, existe una diferencia sustancial en el número de servicios que podremos realizar con nuestros altavoces inteligentes: 1.800 en el caso de Google Home, y 24.000 en el caso de Amazon Echo. Creemos que queda bastante claro cuál de los dos es el más completo en este sentido.

Domótica y conexión con otros dispositivos inteligentes

Algo que nos encanta de este tipo de altavoces es la posibilidad de poder controlar nuestros aparatos inteligentes tan solo con nuestra voz. En ninguno de los dos casos no nos costará en absoluto conectar estos aparatos a nuestra red inteligente.

Pero cuando se trata de construir un sistema inteligente, Amazon nos da muchas más opciones gracias a su gran cantidad de tipos de altavoces inteligentes, como el Echo Dot, el Echo Spot y el Echo Show, estos dos últimos con pantalla incorporada.

Resumen y conclusiones finales

Aunque a priori podría parecer que las posibilidades de estos dos aparatos están bastante a la par, la realidad es que cuando uno se para a comparar detenidamente todas sus características, aparecen diferencias importantes que pueden determinar nuestra decisión final.

Aquí tienes un resumen de todo lo que hemos tratado en este artículo:

  • Asistente de voz: entre le Google Assistant y Alexa, ya hemos dicho que nos quedamos con la segunda. Aunque el asistente de Google parece que tiene una capacidad de comprensión sintáctica y conversacional algo superior, el nivel de respuesta de Alexa es mucho más profundo y completo. Por si fuera poco, Alexa puede multiplicar sus posibilidades gracias a las skills, un elemento que sin duda, nos permitirá personalizar al máximo nuestro asistente de voz.
  • Diseño exterior de los altavoces: a nuestro parecer, el diseño es un elemento muy subjetivo. Sin embargo, para nosotros el altavoz Echo es bastante más elegante y sobrio que el Google Home, el cual nos parece un tanto demasiado llamativo.
  • Calidad sonora: en materia de sonoridad, ambos están bastante a la par. Si tuviéramos que destacar uno por encima del otro, nos quedaríamos una vez más con el Echo. Principalmente por ofrecer una salida de audio que nos permitirá conectarle otros altavoces.
  • Conexión con plataformas de streaming: aunque Google tiene un jugador estrella, Youtube, ya hemos comentado que nos parece muy mal que no permita la conexión con Apple Music. Solo por este detalle, tenemos que proclamar vencedora a Alexa también en este round.
  • Conexión de los altavoces inteligentes: varios usuarios han reportado dificultades para conectar sus respectivos Google Home a sus redes WiFi. En cambio, parece ser que la conectividad de los Echo es bastante superior en este sentido.
  • Aplicaciones y servicios: 1.800 para Google Home; 24.000 para Alexa. Sobran las palabras.
  • Domótica y conexión con otros dispositivos inteligentes: Echo tiene muchos otros modelos compatibles en el mercado, así que una vez más, nos quedamos con la propuesta de Amazon.

Como verás, para nosotros, el ganador indiscutible de esta batalla es el Amazon Echo y su asistente personal Alexa. Creemos que se trata de un aparato globalmente más completo y eficaz, con lo en nuestro caso, la decisión queda bastante clara.

Leave a Reply