Nikon D3300, la cámara réflex recomendada para principiantes

Si has llegado hasta aquí, es porque buscas una buena cámara réflex para empezar ¡y has acertado!. Tu primera cámara réflex debería ser fácilmente manejable, demostrar el potencial de la fotografía réflex y ser barata para que des un salto de calidad en un futuro cercano. ¡Pues alégrate porque el modelo Nikon D3300 tiene todo esto y más!

comprar nikon d3300

Ver el mejor precio y ofertas

Durante mucho tiempo, la Nikon D3300 ha sido la predilecta de muchos fotógrafos noveles que deciden hacer sus primeros pinitos en el apasionante mundo de la fotografía. No nos extraña que sea una de las mejor valoradas en Amazon, ya que se trata de una combinación perfecta de calidad, precio y usabilidad. Sí, lo cierto es que la Nikon D3300 tiene muchos puntos fuertes y muy atractivos capaces de hacer las delicias de los principiantes, pero también es cierto que como todo aparato, cuenta con algunos puntos débiles qué deberás conocer antes de decantarte por este modelo.

Antes de empezar, te interesará saber que este modelo ha sido incluido en nuestra comparativa de mejores cámaras réflex para principiantes. De modo que si quieres contrastar sus características con las de otras alternativas, ya saber donde hacer clic.

Especificaciones técnicas

  • Sensor: APS-C (23,20 x 15,40 mm) – 24 megapíxels
  • ISO: mínima: 100 – máxima: 12.800 (ampliable a 25.600)
  • Pantalla LCD: 3 pulgadas, táctil y articulada.
  • Sistema de enfoque automático AF: 11 puntos de enfoque en cruz.
  • Disparo continuo: 5 fotos por segundo.
  • Velocidad de obturación: entre 1/4000 y 30 segundos.
  • Batería: 700 disparos
  • Vídeo: 1.920 x 1.080 (50/60 fps).
  • Extras: Conector para micrófono externo y HDMI.

Análisis detallado

Materiales y exterior

A primera vista, se trata de una cámara ligera y bastante cómoda por lo que respecta a ergonomía, perfecta para llevar encima en viajes y todo tipo de actividades que requieran movimiento. Estamos hablando de un cuerpo de unos 410 g sin contar la batería, y unas dimensiones de 124 x 98 x 75,5 mm. Esto resulta en una de las cámaras réflex más ligeras del mercado.

El chasis es de plástico y no está sellado, con lo que en condiciones meteorológicas húmedas deberemos tener bastante cuidado. No es exactamente el material más resistente de todos, pero lo cierto es que las cámaras Nikon dan bastante la talla por lo que respecta a durabilidad aunque se trate de una gama para principiantes.

Pantalla

En este caso, nos encontramos con una pantalla bastante funcional y sin demasiadas pretensiones. Es de 3 pulgadas, pero no es ni táctil ni está articulada. Quizás esta es una característica que podríamos llegar a echar de menos llegado el momento de hacer ciertos encuadres y perspectivas más complicadas.

Sensor y calidad de imagen:

Bien, aquí es donde precisamente la Nikon D3300 nos deja con la boca abierta, ya que este modelo nos viene con un sensor CMOS DX de 24,2 megapíxeles, lo que nos aporta una calidad de imagen absolutamente espectacular para un modelo dentro del segmento de entrada.

Otro de los puntos a destacar, y que significa un verdadero avance en este modelo, es que la D3300 viene sin filtro óptico de paso bajo (OLPF). Eliminar este filtro es cada vez más común entre las fabricantes, sobre todo hoy en día. Sin embargo, en el momento que la D3300 salió al mercado en 2013, fue una verdadera revolución ya que este tipo de avance estaba casi exclusivamente reservado a cámaras de alta gama. Gracias a ello, Nikon ha logrado ofrecer un aparato con un sensor excelente, capaz de captar casi cualquier tipo de escenario aprovechando al máximo sus 24,2 megapíxels.

Su procesador Expeed 4 merece una especial mención, ya que este potente sistema te permitirá disparar 5 fotos por segundo con una nitidez y calidad absolutamente imbatibles. Además, el Expeed 4 también reducirá la cantidad de ruido en condiciones de poca luz, permitiéndote trabajar con valores de ISO más elevados. El rango de ésta última se sitúa entre 100 y 12.800, ampliable hasta 25.600.

Sistema de enfoque

La Nikon D3300 cuenta con un sistema de enfoque basado en 11 puntos en cruz. Se trata de un modelo bastante básico, pero igualmente funcional para fotógrafos que acaban de iniciarse en el mundillo. Además, es importante destacar que este sistema de enfoque es bastante rápido, con lo que en el supuesto caso de que el sujeto al que estemos fotografiando se encuentre en movimiento, seremos capaces de disparar muy rápido consiguiendo siempre el mejor enfoque posible.

Velocidad de obturación

El rango de velocidad de obturación se encuentra entre 1/4000 y 30 segundos. Esto significa que la Nikon D3300 nos permitirá tanto congelar una imagen en movimiento, como realizar estéticas y llamativas fotografías de larga exposición. Realmente no se trata de una velocidad obturación espectacular en términos de rapidez, ya que obviamente otro tipo de cámaras más profesionales son capaces de trabajar en velocidades mucho más elevadas. Pero hay que reconocer que estos parámetros resultan más que suficientes para que un principiante empiece a experimentar en el hermoso mundo de la fotografía.

Vídeo

El modo vídeo de la Nikon D3300 no es de los que más destaca del mercado. Pero no que hay que olvidar que tratándose de una cámara para principiantes, es capaz de trabajar en resoluciones Full HD, además de darnos la posibilidad de grabar en 60fps. Esto último resulta un gran añadido para aquellos videógrafos iniciados enamorados de los slowmotion, ya que es precisamente este formato el que nos permitirá añadir el efecto en postproducción. Además, aunque cuente con una clavija para conectar un micrófono exterior, Nikon ha dotado a la D3300 de un sistema de grabación de voz estéreo bastante aceptable.

Extras

Posiblemente, a estas alturas ya te estarás dando cuenta de que la Nikon D3300 resulta una increíble opción para principiantes, sobre todo porque aporta unas funcionalidades bastante buenas conservando un precio increíblemente asequible. No obstante, si hay algo que destaca en la D3300, y se suma a la ya de las muchas razones que la convierten en una de las mejores cámaras para noveles, son sus variadas modalidades de disparo.

Nikon comprende a la perfección que un fotógrafo que se acaba de iniciar en este mundillo, no siempre sabrá utilizar el modo manual. Precisamente por esta razón, añade además de los ya habituales modos automáticos, unos efectos especiales que te ayudarán, entre otras cosas, a disparar panorámicas y fotografías de larga exposición sin la necesidad de tener excesivos conocimientos sobre los parámetros básicos de la cámara.

Por otra parte, también cuenta con un modo guía que ofrece al usuario principiante una asistencia paso a paso para que aprenda todo los entresijos del aparato, y de esta forma, exprimir al máximo la D3300.

Uno de los puntos flacos de este modelo, es que no cuenta con Wifi incorporado. No obstante, existe la posibilidad de acoplarle un módulo que permitirá al usuario añadir esta funcionalidad si así lo desea.

¿Deberías comprar la Nikon D3300?

Queda bastante claro que la D3300 se trata de un modelo concebido para el uso y disfrute de principiantes. No en vano, se ha convertido en una de las favoritas entre los fotógrafos noveles, no solo por sus funcionalidades y facilidad de uso, sino también por ofrecer una calidad y funciones propias de cámaras de gamas más altas, pero conservando un precio bastante adecuado al tipo de público al cual se dirige.

comprar nikon d3300

Ver el mejor precio y ofertas

Mejores objetivos para la Nikon D3300

Si quieres sacar aprovechar al máximo el potencial de esta cámara, deberías comprar los objetivos que mejor aprovechen sus prestaciones. Para más información, echa un vistazo a este artículo sobre objetivos para Nikon D3300.

Leave a Reply